Spanish English French German Italian Portuguese

Búsqueda avanzada

Filtros de búsqueda

Selecciona una o más necesidades y haz clic en "Buscar producto" para ver tus productos

Selecciona una o más tecnologías y haz clic en "Buscar producto" para ver tus productos

Selecciona una o más áreas de intervención y haz clic en "Buscar producto" para ver tus productos

  • Family Link para padres
  • Family Link para niños y adolescentes
  • Logo Family Link
  • Aprobar descarga en Family Link
  • Pantalla de inicio Family Link
  • Control de tiempo de uso en Family Link

En qué consiste:

Family Link es una aplicación desarrollada por Google destinada al control por parte de los padres de los dispositivos móviles de sus hijos. Esta herramienta de control parental es gratuita y está pensada para niños y adolescentes menores de 13 años, con el objetivo de crear "hábitos digitales saludables", según explica Google.

Con Google Family Link los padres pueden, entre otras opciones, aprobar o bloquear las aplicaciones que sus hijos se descarguen, vigilar el tiempo que estos utilizan el móvil o incluso saber dónde se encuentran mediante la localización del dispositivo móvil.

Esta puede ser una herramienta interesante para que los padres controlen que sus hijos no acceden a contenidos inapropiados para su edad o limitar de manera eficaz el tiempo que estos pasan delante de una pantalla, aunque plantea algunos dilemas como la sobreprotección o un excesivo control de los padres sobre sus hijos.

 

Formas de Adquisición:

Family Link se encuentra disponible de manera gratuita para los sistemas operativos Android e iOS.

Descarga la versión Android en el siguiente enlace:

Descarga la versión iOS en el siguiente enlace (solo disponible para iPhone):

 

Verificación técnica:

Autor: Alberto Vidal Rodríguez

Marzo 2021

 

Encontramos 6 funciones principales en Family Link.

La primera es el control del contenido al que acceden los hijos. La aplicación permite saber qué hacen los niños con la tablet y el móvil y en qué invierten su tiempo, mostrando qué aplicaciones han usado en los últimos 30 días y cuánto.

La segunda es que los padres pueden elegir qué aplicaciones se pueden instalar o no en el dispositivo de su hijo. También se pueden bloquear aplicaciones ya instaladas anteriormente.

En tercer lugar, Family Link permite controlar el contenido al que los niños acceden en plataformas como Youtube. También ofrece recomendaciones de aplicaciones que se encuentran dentro de la categoría de Familia.

La cuarta posibilidad que ofrece esta aplicación es limitar las horas de uso del móvil y crear un horario para que los niños lo utilicen, por ejemplo, de lunes a viernes. También existe la funcionalidad Hora de dormir, que establece unas horas en las cuales ya no se permite utilizar el móvil, pues es la hora en la que los padres consideran que sus hijos deben estar durmiendo.

La quinta es la posibilidad de poder bloquear los dispositivos controlados por los padres de manera remota.

Por último, Family Link permite conocer la ubicación del terminal vinculado a la cuenta de Google correspondiente y, por tanto, de en qué lugar se encuentra su hijo cuando sale de casa.

 

FUNCIONAMIENTO

En primer lugar, se han de tener a mano ambos dispositivos. Por un lado, el del adulto que va a ser el administrador y, por otro, el del menor al que se le quiere instalar esta aplicación de control parental.

En el dispositivo del adulto se instala la aplicación Google Family Link para padres y se selecciona la cuenta de correo de del adulto que va a gestionar la cuenta del menor o los menores. Esta cuenta debe ser de Google, pues no será posible hacer uso de la App desde una cuenta con un dominio perteneciente a otra entidad.

El adulto puede gestionar hasta 5 cuentas de menores, siendo incluso posible añadir a otro adulto como administrador (en este caso las cuentas de los menores serán 4 como máximo). Esto está pensado para que los progenitores puedan supervisar desde su cuenta de manera independiente a sus hijos.

 

Por otra parte, en el dispositivo del menor que se quiera supervisar se ha de instalar la aplicación Google Family Link para niños y adolescentes.

Para poder hacer uso del control parental en el dispositivo de nuestros hijos, estos han de disponer de una cuenta de correo asociada terminada en gmail.com.

Si ya dispone de una cuenta que está utilizando en su propio móvil, pulsa el botón para proceder a vincularla a Family Link.

En caso de que no tenga una cuenta de correo de Google, se debe pulsar en No y se procederá a crearla.

      

 

A continuación, se mostrará una pantalla en la que simplemente se aconseja que tengas cerca el móvil de tu hijo. En ella, se dará un código de nueve caracteres que tienes que utilizar en el móvil de tu hijo o hija para vincular su cuenta a tu Family Link.

Ahora, y desde el móvil del niño o de la niña al que se quiera añadir al control parental, se ha de iniciar sesión en la aplicación para niños y adolescentes con la cuenta de correo que se ha creado o de la que ya se disponía.

Una vez iniciada sesión, en el móvil se preguntará si se quiere añadir al grupo familiar administrado por la persona que está utilizando la app de padre o tutor. Para proceder, hay que pulsar en el botón Unirse que hay en la esquina inferior derecha de la pantalla.

Se llegará a una pantalla en la que al niño o la niña que está instalando la app se le informará de todo lo que pueden hacer sus padres a partir de ahora. También se especifica qué no se puede hacer, como por ejemplo leer mensajes o historiales. Para continuar, pulsa en el botón Siguiente que aparece abajo a la derecha.

Ahora, se abrirá una ventana en la que se te advertirá de que se le está dando el control para administrar y supervisar el dispositivo a una aplicación de terceros, como en este caso es Family Link. Pulsa en el botón deActivar para confirmar el paso.

A continuación, irás a una pantalla en la que tienes que ponerle un nombre al dispositivo para identificarlo, y cuando lo hagas se pasará a otra en la que se pueden desactivar algunas de las aplicaciones que estén instaladas en el móvil. Tras todo este procedimiento se habrá terminado la configuración de Family Link en el dispositivo que se desea supervisar y aparecerá el perfil creado en el grupo familiar, donde se muestran todos los usuarios supervisados.

 

Pruebas realizadas

Con el fin de analizar y poder realizar una evaluación de la aplicación, se han llevado a cabo una serie de pruebas para comprobar su funcionamiento. Las pruebas se han realizado en un dispositivo Samsung Galaxy J7 (Android 9.0) con la versión 3.2.0.2641 y un iPhone SE (IOS 14.3) con la versión 2.2.6.

En este caso, el móvil iPhone se ha utilizado como administrador familiar mientras que el móvil de Samsung ha sido el dispositivo supervisado.

Para poder utilizar la aplicación en ambos dispositivos ha sido necesario instalarla mediante las respectivas tiendas de aplicaciones de cada sistema operativo.

 

En primer lugar, lo primero con lo que nos encontramos es que el proceso para instalar la cuenta a supervisar puede ser un poco complejo y tedioso. De hecho, si quieres dar a tu hijo/a un dispositivo Android que has usado tú anteriormente, es decir, que ya está configurado, es necesario borrar el resto de cuentas que se tengan en el móvil.

Esto supone además un gran problema en aquellos dispositivos que sean compartidos por varios miembros de la familia. Así, para supervisar el uso que el niño hace de un aparato, obliga a que el resto de usuarios estén sujetos a esas reglas de control del dispositivo, lo que imposibilita al resto su normal utilización. También es un problema para el caso de que se quiera que, por ejemplo, varios menores de distintas edades utilicen un mismo dispositivo, ya que cada uno debería poder tener su propia cuenta con sus limitaciones personalizadas.

 

La aplicación incluye una funcionalidad que permite activar un sonido en el dispositivo móvil controlado de forma remota desde el móvil del progenitor o tutor. Esto puede ser útil, por ejemplo, en el caso de que el móvil se haya perdido en algún lugar cercano y no pueda ser localizado.

 

 

 

CONTROL DE APLICACIONES

Una de las cosas que Family Link permite hacer, tal y como se mencionaba antes, es controlar qué aplicaciones se instalan en los dispositivos en los que se ha instalado esta aplicación de control parental. En todas las pruebas realizadas esta funcionalidad ha funcionado correctamente.

Cuando el niño en cuestión va a descargar una aplicación desde la tienda de aplicaciones, Family Link actúa y muestra el mensaje de “Pide permiso a tu padre o madre”. Para ello, el sistema da dos opciones, preguntar por mensaje, para lo cual se enviará un mensaje al móvil del progenitor que deberá aceptar o rechazar esta descarga; o bien, preguntar en persona, para lo que el padre o madre deberá aceptar la descarga desde el propio móvil del niño, introduciendo la contraseña de su cuenta de correo Gmail.

Esto permite controlar que las aplicaciones que se instalan sean adecuadas para la edad de nuestro hijo. Además, la aplicación da información referente a la aplicación descargada como la edad mínima recomendada de uso o si incluye compras en la aplicación.

   

 

CONTROL DE TIEMPO DE USO

En cuanto a la opción que permite controlar el tiempo de uso del dispositivo, en las pruebas se ha comprobado que, en líneas generales, funciona de manera correcta.

Se pueden establecer límites de uso de tiempo total del móvil y de tiempo de uso de aplicaciones concretas por separado. Además, se pueden establecer franjas horarias en las que se fija como “Hora de dormir”, en las que el móvil queda prácticamente bloqueado y no permite el acceso a ninguna aplicación. Únicamente permite efectuar llamadas por si el niño tiene que ponerse en contacto con los padres.

Estos límites de tiempo de uso del móvil y de las horas de dormir se pueden establecer fácilmente desde el menú correspondiente de la aplicación.

   

Cuando se alcanza alguno de estos límites de tiempo o bien llega la hora de dormir, el móvil cierra la aplicación que se estaba ejecutando de manera inmediata.

Aunque es cierto que el dispositivo móvil avisa de esta situación, tanto en el menú desplegable como en mensajes emergentes y que el niño puede consultar cuánto tiempo le queda de uso en su aplicación de Family Link, el hecho de que una aplicación se cierre de golpe puede ser un problema importante. Por ejemplo, si el niño está asistiendo a una clase por vía telemática o si está realizando algún ejercicio o jugando a algún juego en el que al salir de la aplicación sin guardar el progreso, todo lo que haya realizado se pierda.

Es, por tanto, importante configurar estas opciones con cuidado ya que sino puede ser un motivo de frustración para el niño o desencadenar disputas con los padres por esta razón.

 

BLOQUEO DEL DISPOSITIVO

Tal y como se mencionó, es posible bloquear el dispositivo del niño o adolescente de manera remota.

Para ello, basta con seleccionar el dispositivo que se desea bloquear y pulsar en Bloquear ahora.

En el dispositivo que ha sido bloqueado se mostrará el siguiente mensaje.

 

UBICACIÓN

La última funcionalidad que se ha confirmado que opera de manera correcta es el control de la ubicación del dispositivo supervisado.

El dispositivo del niño o adolescente debe estar encendido y conectado a Internet, y haber estado activo recientemente para que muestre esta ubicación, ya que de otra forma no nos la mostrará.

En general, da la ubicación del niño de manera muy precisa, aunque en ocasiones hay que reintentarlo varias veces hasta que consigue darnos la ubicación del menor.

 

PRUEBAS DE ACCESIBILIDAD

En este apartado se han aplicado distintos criterios para valorar si la aplicación puede ser usada independientemente de las capacidades de la persona usuaria.

-Accesibilidad cognitiva: Al tener activas las funciones de accesibilidad del teléfono, aparece una descripción de los iconos del menú de la aplicación, lo que facilita su comprensión. A pesar de ello, es una aplicación con bastantes funcionalidades y en ocasiones son complejas de usar, con lo que el uso para personas de este colectivo puede no ser del todo fácil.

-Accesibilidad para personas con visión reducida: La aplicación no presenta un apartado de ajustes donde se pueda cambiar el tema ni las opciones de letra o contraste. Dado que no se puede cambiar el tamaño de la letra, dependiendo de las dimensiones de la pantalla que tenga el dispositivo que se esté usando, es posible que las palabras puedan ser difíciles de leer. Sin embargo, con las funciones de accesibilidad que suelen ofrecer los diferentes dispositivos puede hacerse zoom en la pantalla y/o aumentar el tamaño de letra en general, lo que facilita en gran medida el uso para personas con visión reducida. Para completar este apartado, se han realizado algunas pruebas con los sistemas de lector de pantalla de los que disponen los dispositivos Android e iOS. Estas pruebas se han centrado en comprobar el correcto etiquetado de los iconos y botones de los que dispone Family Link. En las pruebas realizadas se ha comprobado que el funcionamiento usando ambos lectores de pantalla es correcto, con todos los iconos y botones bien etiquetados y funcionando correctamente.

-Accesibilidad para personas con dificultad de audición: Las personas con dificultades de audición pueden usar la aplicación sin ningún problema, ya que no hay contenido en forma de vídeo o audio.

 

Conclusiones

Esta aplicación desarrollada por Google puede ser interesante para que los padres supervisen los contenidos a los que acceden sus hijos o para controlar el tiempo que estos utilizan sus móviles o tablets.

Aun así, la interfaz y las funcionalidades son, en ocasiones, un poco complejas, lo que puede ser un problema para algunos usuarios que no se manejen muy bien en el uso de nuevas tecnologías. En este sentido, el mayor problema se encuentra a la hora de instalar la aplicación de Google Family Link para niños y adolescentes en un dispositivo que ya disponía de alguna cuenta de correo asociada previamente, ya que los pasos no son muy intuitivos e incluso obliga a borrar las cuentas ya instaladas en el dispositivo.

Sería interesante la posibilidad de poder copiar configuraciones entre miembros, ya que, si se tienen hijos en edades similares, a los que se quieren aplicar las mismas restricciones de horario y contenidos, se ahorraría tiempo y no habría que configurar cada configuración de una en una.

Por último, se ha comprobado que de cara a los padres la aplicación puede ser tremendamente útil, ya que permite controlar prácticamente todo lo que sus hijos hacen con el dispositivo móvil, desde qué aplicaciones usan, cuánto tiempo lo utilizan o incluso saber dónde se encuentran en todo momento. Sin embargo, de cara al niño, la aplicación puede ser un poco “dictatorial” y rígida, lo que puede suponer un problema para ellos, ya no solo de cara a controlar aspectos como videojuegos, sino suponerles problemas de cara a aspectos académicos.

Por ello, es importante que no se ceda toda la responsabilidad del control de lo que hace un niño online en aplicaciones como esta, sino hablar con ellos de estos temas, enseñarles a navegar de forma segura de manera conjunta y establecer límites de tiempos pactados con ellos para que se sientan más involucrados y no sea una dirección unidireccional e impuesta.

 

Puntos destacables

  • Es totalmente gratuita y no incluye compras dentro de la aplicación.
  • Correcto funcionamiento de todas las funcionalidades, lo que permite a los padres controlar prácticamente el 100% de lo que sus hijos hacen con el móvil o la tablet.
  • La aplicación puede ayudar a establecer pautas de uso del móvil adecuadas y responsables, y ayudar a los niños a navegar de forma segura y con contenidos adecuados a su edad.

 

Puntos de mejora

  • Si quieres dar a tu hijo/a un dispositivo Android que has usado tú anteriormente, es decir, que ya está configurado, es necesario borrar el resto de cuentas que se tengan en el móvil.
  • El proceso de instalación de Google Family Link para niños y adolescentes en el dispositivo a supervisar es un tanto complejo.

 

  • Diseño y fabricación: 4 sobre 5(4/5)
    4
    Este apartado hace referencia los aspectos físicos y detalles de la fabricación del producto tecnológico
  • Experiencia de usuario: 4 sobre 5(4/5)
    4
    Este criterio está vinculado a la valoración del usuario al relacionarse con el producto técnico o aplicación
  • Prestaciones técnicas: 5 sobre 5(5/5)
    5
    Descripción de la calidad de las especificaciones técnicas que tiene la solución tecnológica
  • Accesibilidad: 3 sobre 5(3/5)
    3
    Es el grado en el que las personas pueden utilizar o acceder a un producto, solución tecnológica o servicio, independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas o físicas

Comentarios con Facebook

Comentarios en Orientatech

0 Comentarios
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar envíos automatizados de spam.
Llena el espacio en blanco.

Encuesta:

¿ Sobre qué tipo de productos tiene más interés en que publiquemos análisis?